"Queremos vivir" – YMCA International


El miércoles 19 de mayo de 2021, nuestros colegas y socios de la YMCA de Jerusalén Este, Gaza, Jerusalén Occidental y Belén compartieron en línea sus experiencias, frustraciones y esperanzas sobre la violencia en curso en su región. Más de 130 participantes asistieron al evento, obteniendo más información sobre una tragedia aparentemente interminable que afecta particularmente a los jóvenes. El propósito del evento fue "escuchar, comprender y compartir".

“Somos seres humanos: solo queremos justicia, solo queremos vivir”. Hani Alfred Farah, secretario general de YMCA Gaza, configurar el tono. Moviendo su cámara por su sala de estar, sin ventanas, todo destrozado por el bombardeo, compartió cómo han sido sus últimos días: “Nos enfrentamos a constantes bombardeos. Tengo que trasladar a mi familia todas las noches, tratando de encontrar un lugar seguro para pasar la noche. Por el momento, no tenemos un lugar para vivir. No sabemos dónde estar seguros ".

Escuchando las historias

Más allá de las noticias diarias y la declaración oficial de la YMCA Mundial del 12 de mayo de 2021 pidiendo el fin de la violencia, esta fue una oportunidad para escuchar a los colegas de YMCA que hacen malabares con la administración de sus oficinas, el apoyo a sus comunidades locales y la protección de sus familias.

Al abrir la discusión, el Secretario General de la YMCA Mundial, Carlos Sanvee, dijo: “Hoy se trata de solidarizarnos con los miembros de nuestra familia mundial de la YMCA, mientras cuentan sus historias. A todos nos importa lo que está sucediendo en Palestina e Israel, y todos estamos afectados ”.

La presidenta de la YMCA Mundial, Patricia Pelton, moderó la conversación, animando a todos a “defender nuestros valores de dignidad, equidad y compasión”.

Peter Nasir, secretario general de YMCA Jerusalén Este, dio un panorama general de las tensiones en Jerusalén: “Lo que hemos visto es que lamentablemente no se notan las manifestaciones pacíficas, pero sí las violentas. ¿Por qué tiene que llegar al punto de la guerra para que la gente mire qué hacer para solucionar el problema? Se trata de tener la voluntad de cambiar la realidad ”.

Rana Fahoum, directora ejecutiva de la YMCA Internacional de Jerusalén, compartió cómo los ciudadanos árabes de Israel enfrentan discriminación e intimidación. “En la YMCA”, dijo, “vivimos en una burbuja. Servimos a todas las comunidades de Jerusalén, religiosas y no religiosas. Tenemos nuestras tensiones, pero creemos en la vida compartida y nuestros miembros lo aceptan y respetan. Esto nos da un poco de esperanza. Sin embargo, reconocemos que se trata de una burbuja y esto no se refleja en el exterior ”.

Entendiendo el contexto

Para quienes intentan comprender la situación desde lejos, la situación parece compleja. “Lo hacemos complejo si no queremos resolverlo”, dijo el Rev. Prof. Dr. Mitri Raheb, Fundador y Presidente de la Facultad de Artes y Cultura de la Universidad Dar al-Kalima en Belén, mientras trazaba las grandes líneas: “Si queremos entender el contexto, necesitamos un diagnóstico real de lo que ha estado sucediendo aquí durante las últimas décadas. Describirlo como un "conflicto" implica dos lados iguales e ignora la asimetría y la opresión sistémica. A lo que nos enfrentamos es al colonialismo de colonos. ¿Y cómo respondes si los nativos de un lugar son expulsados ​​de la tierra y no tienen derechos? A esto se le llama apartheid ”.

Compartiendo la desesperación y las esperanzas

¿Qué es lo siguiente? Se le preguntó al Dr. Raheb cómo podemos desempeñar nuestro papel como "pacificadores y no como negociadores de la paz". “El trabajo de la YMCA en la región es importante, especialmente en momentos como este”, dijo. “La YMCA, con su vasta red, tiene un papel importante que desempeñar en la defensa de una paz justa en nuestra región, para los pueblos que viven juntos como iguales y con dignidad, y por un futuro diferente donde israelíes, palestinos, cristianos, judíos y musulmanes conviven en un hermoso mosaico de cultura, fe e idioma ”.

Rana Fahoum agregó: “Sobre el terreno, estamos siendo testigos de muchas iniciativas de activistas y organizaciones de la sociedad civil que están tratando de calmar las cosas y encontrar una salida a esta muy mala situación. Necesitamos que las voces de YMCA sean escuchadas a nivel mundial para abogar por la justicia ”.

Hani Alfred Farah dio una actualización sobre las instalaciones de la YMCA en Gaza: “Un edificio cerca de nuestras oficinas ha sido atacado y no podemos acceder al sitio para ver los daños. Por el momento, todas nuestras actividades se han detenido ”. Habló sobre sus desafíos recurrentes: “Incluso antes de estos eventos, no teníamos electricidad todos los días, no teníamos agua todos los días. YMCA Gaza sigue pidiendo ayuda y apoyo a nuestros socios y al movimiento YMCA. Continuaremos nuestro trabajo. No perderemos la esperanza ”. YMCA Gaza tiene más de 2000 miembros y dirige una serie de programas comunitarios y deportivos.

Peter Nasir confirmó: “Es hora de poner fin a todo esto. No existe una fórmula mágica. La gente necesita saber más sobre lo que está sucediendo en Palestina. La mejor forma es visitarnos: ven y sé testigo de lo que está pasando aquí. Los jóvenes cambiarán el futuro y estamos tratando de influir en estos jóvenes y empoderarlos para que hagan ese cambio. Visitar Tierra Santa debería ser una parada obligatoria en todos los programas de la YMCA. Deberías venir y ver cómo este lugar se ha alejado de ser un lugar tan sagrado, a un lugar lleno de odio. No deberíamos quedarnos callados sobre esto ".



Ir a la noticia original

Desbloquea el futuro - YMCA International

[ad_1] Construyendo la Coalición por los Jóvenes y las Generaciones...